Mis principios de actuación se encuentran firmemente conectados con mis valores.

El comportamiento ético, la honestidad, el compromiso con las personas para las que trabajo y la profesionalidad son los cimientos que sustentan el desempeño de mi cometido como mediadora y abogada.

A continuación recojo las palabras de dos reconocidos mediadores profesionales de Estados Unidos que describen lo que denomina “presencia del mediador” y que asumo como propias en mi práctica profesional como mediadora. David A. Hoffman y Daniel Bowling destacan las siguientes notas en el cometido de un mediador:

  • Permanecer centrado
  • Mantener la conexión con los valores y propósitos más elevados que rigen la trayectoria vital de uno mismo
  • Establecer contacto con la humanidad de los demás
  • Ser congruente
Español