La mediación es rentable, particularmente en estos momentos en los que en España se han impuesto nuevas tasas a la hora de acudir a los juzgados y tribunales (una cantidad fija, dependiendo de la clase de procedimiento y por otro lado una cantidad variable dependiendo de la cuantía del proceso), por virtud de la Ley 10/2012, de 20 de noviembre.

El costo de la solución de su caso en mediación dependerá en última instancia de cuántas personas están involucradas y el grado de complejidad del problema.

La mediación resulta por lo general bastante menos costosa que la vía judicial debido a que el proceso de mediación está diseñado para reducir el nivel global de conflicto y lucha entre las partes y acortar su duración en el tiempo. Además, los resultados son casi siempre mucho mejores que dejar que un juez tome las decisiones por los interesados, al ajustarse más a lo querido por ambas partes sin que haya vencedores ni vencidos.

Español